El Gobierno de España aprobó este domingo un nuevo estado de alarma ante el avance del coronavirus, con fuertes restricciones. En principio, la decisión se aplicará por 15 días, con posibilidad de extenderse por seis meses si el Congreso le da el visto bueno.

Entre las medidas más relevantes, se destaca el toque de queda obligatorio para todo el país desde las once de la noche hasta las seis de la mañana. Además, se establece la prohibición de reuniones sociales y los viajes entre ciudades causas justificadas como ir al trabajo o al médico.

Así, España vuelve al estado de alarma siete meses después de que el Consejo de Ministros lo decretara el 14 de marzo en medio de la primera ola de la pandemia.