Solidaridad ciudadana ha sido extraordinaria en medio de la pandemia

45

Para los miles de funcionarios y voluntarios que colaboran en el Plan Panamá Solidario (PPS), más allá de la satisfacción de llevar ayuda a panameños afectados por la pandemia del Covid-19 están los testimonios de personas que han declinado recibir las bolsas de comida y los bonos físicos, para pedir que se las entreguen a algún vecino que realmente los necesitan.

“La solidaridad del ciudadano ha sido extraordinaria”, afirmó el coordinador del PPS para Panamá Centro, Juan Hernández, quien destacó que desde el mes de marzo el apoyo del Gobierno ha llegado a más de 750 mil personas en los 26 corregimientos del distrito capital.

Ha sido un período de seis meses en los que se ha atendido a los sectores más vulnerables, destacó Hernández, al referirse a los retos y dificultades que les ha planteado una pandemia que ha afectado a Panamá y al mundo.

Manifestó que cuando inició el gobierno, la meta era atender las necesidades de 700 mil panameños que vivían en pobreza multidimensional y alrededor de 700 mil informales, “pero imagínate,  a ese reto ahora tenemos que agregar más de 300 mil personas con contratos suspendidos”.

Hasta el 20 de septiembre de 2020, en los 26 corregimientos del distrito de Panamá el  PPS ha entregado 126,705 bolsas de comida y 727,509 bonos físicos, mientras que las recargas del Vale Digital han beneficiado a 374,524 personas, por un monto de B/.106,424,620.00.

Las cargas del Vale Digital han totalizado B/.33,182,620.00 y las recargas, B/.73,242,000.00, con un consumo promedio de B/.61.87.

Hernández dijo que en el distrito de Panamá la crisis ha afectado a un gran sector de la clase media, en la que el esposo y la esposa quedaron cesantes, por lo que el PPS ha atendido estas necesidades, “con una gran visión del presidente  Laurentino Cortizo Cohen, quien entendió que lo principal de ese programa era salvar vidas y garantizar alimentos a la mayoría de los panameños”.

“Podríamos decir que en Panamá las cosas están bien, pero aún no lo están”, sostuvo Hernández, quien precisó que mientras pasa la pandemia, con el control de los casos de Covid-19, y a la espera de la vacuna, el programa continuará llevando respuestas a los más necesitados.

Manifestó que unos 70 mil extranjeros radicados en los 26 corregimientos del distrito de Panamá han recibido la ayuda del PPS, labor que han hecho por instrucciones del presidente Cortizo Cohen, porque aunque no son panameños,  son seres humanos que tienen necesidades, viven en pobreza y en estado vulnerable.

Hernández recuerda que atrás han quedado las protestas, los momentos de tensión y el cierre de calles, “todo eso ha cambiado gracias a la efectiva labor del Plan Panamá Solidario, se ha  llegado a los sectores más vulnerables”.

La estructura de trabajo involucra a 2 mil funcionarios de las Juntas Técnicas y personal de las 26 juntas comunales, además de 700 voluntarios, quienes durante seis meses han realizado un extraordinario esfuerzo cuya labor es validada por la veeduría de la Comisión de Justicia y Paz y la fiscalización de la Contraloría General de la República, precisó Hernández.

El Plan Panamá Solidario  es un programa de auxilio económico y subsistencia nacido en medio de la pandemia y la crisis de salud y, pese a la complejidad de las operaciones, ha llegado de manera recurrente, en orden al programa de distribución, a más de 1,600,000 personas en condición de vulnerabilidad socioeconómica, en los 679 corregimientos del país.

Todos los días, más de siete mil funcionarios y voluntarios a nivel nacional salen a cumplir, con valor, rectitud y compromiso social, con la gran misión de la solidaridad.

Los equipos responsables del Plan Panamá Solidario están integrados por un coordinador, un subcoordinador, los equipos del MIDES, MEDUCA, MIVIOT, MOP, MIDA, la Fuerza Pública, la Gobernación, la Junta Técnica y, como auxiliares, las alcaldías, juntas comunales, organizaciones no gubernamentales y voluntarios.