Donald Trump recibió una fuerte ola de abuchechos por una multitud a las afueras de la Suprema Corte de Estados Unidos,  donde asistió  para homenajear a la jueza Ruth Bader Ginsburg, quien murió el 18 de septiembre.

Antes de que Trump saliera de su vehículo, una multitud de asistentes lo recibió con abucheos y gritando «voten para sacarlo», en referencia a las próximas elecciones del 3 de noviembre, y «honren su deseo», en alusión a la última voluntad de Ginsburg, que pidió que sea el gobierno resultante de los comicios quien nombre a su reemplazante.