Desde que se inició la crisis sanitaria provocada por el coronavirus hemos recibido diferentes recomendaciones sobre el uso de las mascarillas. Finalmente, se puesto de manifiesto la necesidad de llevarla siempre, aunque se pueda mantener la distancia de seguridad de 2 metros. Sin embargo, aún no nos queda claro si debemos usarla cuando hacemos deporte. A tenor de las recomendaciones de la Comunidad de Madrid, para compatibilizar la actividad física y este elemento de protección, ponerse la mascarilla en cualquier momento, incluso al hacer deporte, puede ayudarnos a evitar que esta segunda ola provocada por el virus Sars-Cov-2 nos devuelva en otoño a la misma situación que meses atrás.

¿Cómo usar la mascarilla si hacemos ejercicio?
Estos son los consejos que ha distribuido la Comunidad de Madrid y que han sido elaborados por el Centro de Medicina Deportiva de la administración autonómica:

Tipo de mascarilla
Se debe optar siempre que sea posible, según los expertos, por una mascarilla deportiva flexible pero semirrígida, de modo que no se introduzca en la boca durante la ventilación, que sea además reutilizable y lavable.

Material
Conviene evitar su humedecimiento en todo momento, contando con una capa externa que tenga material hidrófugo. La capa intermedia debería poder extraerse y la interior debería contar con tejido antibacteriano.

Ajuste
Elegir una mascarilla que se ajuste correctamente a la cara y no se mueva, lo que evitará roces y molestias y tener que tocarla para colocarla de nuevo. Asimismo, para la práctica deportiva, se aconseja elegir mascarillas que se sujeten a las orejas, en vez de la parte posterior de la cabeza, puesto que éstas se suelen desplazar al hacer ejercicios tumbados en el suelo.

Con o sin válvula
Se insta a rechazar el uso de mascarilla con válvula y se recomienda que la elegida no tenga estructura de trama.

Periodo de adaptación
Se recomienda un periodo de adaptación en el uso de mascarilla durante la práctica deportiva, comenzando con sesiones leves e ir avanzando progresivamente el entrenamiento. Se deben aumentar los tiempos de descanso en las primeras rutinas y se debe permitir al deportista descansar cuando sea necesario, puesto que la adaptación a la mascarilla varía en función de cada usuario.

Uso e hidratación
Para la necesaria hidratación durante la actividad física, el deportista deberá alejarse y mantener la distancia social respecto a las personas que le rodean, quitarse parcialmente la mascarilla para beber, descansar y volver a la práctica.

Los riesgos del uso de la mascarilla al hacer deporte
Según señala el área de Deportes del Gobierno regional, llevar mascarilla cuando se practica un deporte puede conllevar algún riesgo que conviene prevenir.

Cuidado con la autocontaminación: se produce si tocamos y reutilizamos una mascarilla contaminada; por ello, lo ideal es que se utilicen las mascarillas que recomienda la Comunidad para el ejercicio y que, tras este, se laven para desinfectar a una temperatura de 60 grados.

Dificultad para respirar: puede ocurrir si no seleccionamos correctamente la mascarilla para cada situación. Por ejemplo, en este caso una mascarilla deportiva reutilizable.

Falsa sensación de seguridad: es uno de los riesgos que más preocupan respecto al uso de la mascarilla. Hay que recordar que la protección de la mascarilla no es total si no se contemplan otras medidas preventivas como el lavado de manos, el distanciamiento social, toser o estornudar sobre el plexo del codo, no fumar si no se puede mantener una distancia de 2 metros, quedarse en casa y contactar con el médico si se tienen síntomas compatibles con la Covid-19.

Cómo protegerse correctamente del coronavirus
Las recomendaciones de la Comunidad de Madrid insisten cumplir estrictamente las indicaciones establecidas por Salud Pública y que deben acompañar al uso de la mascarilla:

  1. Lavarse las manos antes y después de ponerse la mascarilla
  2. La mascarilla debe cubrir la boca, nariz y barbilla
  3. No se debe tocar la mascarilla mientras se lleva puesta
  4. Deshecharla cuando esté húmeda
  5. No reutilizar si no se trata de una mascarilla que permita usos posteriores
  6. Quitarla desde la parte de atrás, es decir, desde las tiras de sujección en las orejas
  7. Tirarla en recipientes indicados
  8. No usarla más de cuatro horas seguidas