Mantén tu reloj limpio y en buen estado con estos consejos de G-SHOCK

3

El mundo se encuentra atravesando una realidad inesperada como es la de una pandemia global, ante ella se nos presentan nuevos desafíos que debemos asumir con responsabilidad y adaptación. Además de permanecer en casa, respetar las medidas oficiales y aprender a sacarle provecho al tiempo en el hogar, ser más cuidadosos con la higiene y limpieza es clave en nuestra nueva cotidianidad. Ahora más que nunca es importante, para proteger nuestra salud y de quienes nos rodean, ser meticulosos con la limpieza de los objetos con los que interactuamos a diario, como por ejemplo un reloj.

Esta pieza se ha convertido para muchas personas en un aliado fundamental para pasar e invertir tiempo en casa, por ejemplo, al realizar rutinas de ejercicio a través de clases online o fijar límites para alguna actividad propuesta. Ya sea para cualquier uso en casa, para una correcta limpieza al volver de la compra (si hemos tenido que salir) o también por el simple hecho de mantenerlos en su estuche, la realidad actual nos pone en el desafío de tener precauciones especiales con los relojes.

Para garantizar que el nuestro siga siendo un aliado crucial en los días que nos quedan de cuarentena, sea cual sea nuestra actividad en casa, G-SHOCK, de Casio, comparte algunos tips y cuidados que se deben tener con estas piezas con el fin de mantenerlos limpios y prolongar su uso. La marca de relojes japonesa se ha caracterizado por su resistencia a impactos y al agua hasta a 200 metros, por lo que no presenta mayores inconvenientes a la hora de lavarse, aún así, hay recomendaciones que son importantes tener en cuenta:

1. Limpiar periódicamente la caja con las piezas móviles bien cerradas: Si tu reloj es resistente al agua, como todos los indicados con “DIVER’S WATCH 200M” de G-SHOCK, que resisten hasta 200 metros de profundidad, se recomienda realizar habitualmente la limpieza (al menos una vez al mes en circunstancias habituales), mezclando agua y jabón neutro, colando la solución y secándolos. Es recomendable utilizar un buen jabón para el lavado, de esta manera podrás conservar a la perfección el brillo y las características estéticas del reloj. Utiliza siempre un paño o material suave (seco o húmedo) al limpiarlo y evita usar sustancias químicas.

Es importante aclarar que ningún reloj está diseñado para soportar vapor. Las temperaturas extremas pueden afectar el funcionamiento del artículo. Más de 60 grados puede producir problemas en las pantallas y temperaturas menores a 0 grados puede presentar dificultad en la lectura. Sin embargo, se pueden encontrar modelos G-SHOCK resistentes a bajas temperaturas de entre -10 y -20 ºC.

2. Controles de hermeticidad: Es prudente realizar controles periódicos para comprobar esta cualidad en tu reloj. Lo más recomendables es hacerlo cada dos años, o anualmente si se practica deportes en contacto con el agua. Este particular servicio se puede encontrar en los centros de atención autorizada de G-SHOCK.

3. Cambio de pila: Los técnicos especializados y autorizados conocen la mejor forma para sustituir las piezas de origen, es recomendable acudir a ellos para realizar este tipo de cambios. En el caso de G-SHOCK, las líneas de relojes como RANGEMAN o GULFMASTER, poseen la tecnología “Tough Solar” que implementa un panel de celdas solares para cargar la batería de litio instalada en el reloj. Por otro lado, los relojes que no poseen este sistema de carga solar, vienen con una batería precargada con una duración entre 2 y 10 años.

4. Aléjalo de magnetismo (relojes mecánicos): Es una fuerza influyente que casi no se tiene en cuenta, aún así puede acelerar el movimiento del calibre del reloj sin razón aparente. Si se percibe algún desfase en su funcionamiento, es posible que esté magnetizado; exponer los relojes a smartphones, televisores y otros electrodomésticos, altera su funcionamiento. Sin embargo no es de alarmarse, no se dañan considerablemente y se pueden volver a desimantar, además le ocurre a relojes bastante vintage.

5. Cuidado de las correas y periodicidad de cambio: Mantener las correas limpias es de suma importancia. Las de resina y de metal (acero inoxidable) pueden lavarse con agua, jabón neutro y secarse bien con un paño suave. En caso de que la correa sea de cuero, cuida que entre en contacto con agua, con sustancias grasas o con cosméticos, así como una exposición muy prolongada al sol para evitar el desgaste o la pérdida de color; es recomendable limpiarlas con un paño suave y mantener en un lugar ventilado. De acuerdo a expertos se recomiendan los siguientes plazos para realizar cambio de correas: para correas de piel cada 12 meses, correas de resina cada 5 años y correas de metal cada 10 años.

Medir el tiempo es parte de la cotidianidad de todos, en circunstancias como las actuales cuidar ese objeto práctico, con historia, que nos acompaña a diario (en muchos casos, hace más años que un celular) y por supuesto, que ayuda a que no nos atrasemos en un mundo caótico, es importante. Ser meticulosos con su limpieza y realizarla adecuadamente, no solo es una práctica necesaria para prolongar su vida útil, sino también un regalo para nuestra salud y la de los demás.

Para mayor información sobre G-SHOCK en Latinoamérica visita el sitio www.gshocklatam.com. Mantente conectado a través de Instagram: gshockpanama y Facebook: G-Shock-Panama.

Acerca de G-SHOCK

G-SHOCK, con un diseño y estructura resistente a impactos, es sinónimo de resistencia absoluta. Fue creado a partir del sueño del Ingeniero Ibe de desarrollar “el reloj inquebrantable”. Fueron diseñadas y hechas a mano alrededor de 200 muestras y puestas a prueba hasta que salió al mercado en el año 1983 el ahora icónico G-SHOCK, que comenzó a posicionarse como “el reloj más resistente de todos los tiempos”. Todos los relojes G-SHOCK cuentan con dos características que lo hacen único, resistencia a impactos y resistencia al agua de 200 metros, algunos modelos también cuentan con otras tecnologías como resistencia a las descargas eléctricas, a la gravedad centrífuga, al magnetismo, a las bajas temperaturas, a la vibración, etc. El reloj está fabricado con las innovaciones y tecnologías de CASIO que lo resguardan de sufrir impactos directos; esto incluye un diseño y estructura únicos y materiales como la resina de uretano así como componentes internos de amortiguación que logran que el módulo quede «suspendido» dando como resultado una estructura de caja «hueca» del reloj. Desde su lanzamiento, G-SHOCK ha continuado con la filosofía de evolución del Ingeniero Ibe: “nunca te des por vencido”.

Para más información visita, www.gshocklatam.com