80% de avance el mercado San Felipe Neri

La transformación del Mercado San Felipe Neri, ubicado en la avenida B, Santa Ana, que ejecuta la Alcaldía de Panamá, registra un avance del 80% en sus obras de reconstrucción, inversión que alcanza los 26 millones de balboas, y el cual se proyecta entregar el próximo mes de octubre de 2019. 

El proyecto consiste en una remodelación integral con especificaciones de un mercado de segunda generación. Ello implica instalaciones que vienen ya equipadas con todo lo necesario, para que los comerciantes cuenten con los implementos para manejo y conservación de los alimentos, explicó Fernando Duque Soto, director de Mercados. 

Agregó que este mercado contará con una nueva distribución de espacios, en base a la identificación de necesidades que se hizo para poder ofrecer un buen servicio al público usuario. 

La Dirección de Mercados, expresó Duque, espera que esta obra sea de un gran impacto comercial y turístico para la ciudad de Panamá. 

Pese a que los contratistas iniciaron los trabajos de construcción en el perímetro, todos los arrendatarios de quioscos de especies, venta de frutas, vegetales, legumbres, raíces, así como los expendios de carnes de cerdo, res y pollo, han seguido operando en una galera temporal. Esta se localiza al lado del mercado, acondicionada con ventiladores, iluminación y termopaneles que funcionan como aislante para disminuir el calor con una ventilación natural. 

Toda la infraestructura del mercado está siendo renovada. La parte superior contará con 50 estacionamientos, tendrá nuevos cuartos fríos y drenajes nuevos, y dispondrá de una plaza al aire libre para actividades culturales y recreativas. 

También el mercado será climatizado para brindarle más comodidad, tanto a consumidores como a arrendatarios, sala de destace modernizada, puestos de venta de arrendatarios renovados, en tanto que la disposición de los residuos será soterrada para mayor seguridad y salubridad. 

La actual administración programa impartir una formación y capacitación dirigida a todos los comerciantes y arrendatarios, con la finalidad de prepararlos para asumir los nuevos retos que afrontará este mercado, con conocimiento pleno del correcto manejo de los alimentos, inocuidad y buena atención al cliente.