Atrévete a dejarlo – Las bolsas plásticas con polietileno

El plástico es un material increíble. Ha permitido que evolucionemos y hoy podamos cruzar el mundo de un lado a otro en horas. Salva muchas vidas y mejora la calidad de vida de muchas personas. Sirve para vestir, envasar o jugar. Es un material que se creó para ser eterno, y nosotros lo hemos hecho desechable. Creamos objetos con un material indestructible para que duren apenas unos minutos.

El plástico es un material increíble. Ha permitido que evolucionemos y hoy podamos cruzar el mundo de un lado a otro en horas. Salva muchas vidas y mejora la calidad de vida de muchas personas. Sirve para vestir, envasar o jugar. Es un material que se creó para ser eterno, y nosotros lo hemos hecho desechable. Creamos objetos con un material indestructible para que duren apenas unos minutos.
Creemos que la solución a este problema no se encuentra en el futuro, sino en el pasado. Debemos echar la vista atrás y ver cómo vivían nuestros abuelos, sin apenas plástico. Queremos crear debate con nuestros clientes y conocer las dificultades que encuentran en este mundo actual, hiperglobalizado y consumista. Compartir datos, muchas veces escalofriantes, sobre el daño que los plásticos de un solo uso están ocasionándole al planeta, pero también las soluciones. Por eso Lush se ha unido a MarViva para lanzar la campaña “Atrévete a dejarlos” con el fin concienciar y poner sobre la mesa la
problemática que genera el plástico en el medio ambiente.

Pero y ¿QUÉ PROBLEMA HAY?

La respuesta es sencilla, que hay plástico por todas partes. De hecho nuestro planeta se está ahogando en plásticos. En todo el mundo, se compran 1 millón de botellas de plástico cada minuto y 5 billones de bolsas de plástico al año. El 50% de todo el plástico que se produce está diseñado para usarse una sola vez. Luego se desecha.

Y ¿CÓMO HEMOS LLEGADO HASTA AQUÍ?

Entre 1950 y 1970 la producción de plástico era mínima por lo que la cantidad de desechos que se generaban era bastante manejable. Sin embargo a principios del siglo XXI generamos más basura en un década que en los 40 años anteriores. En la actualidad, producimos 300 millones de toneladas de plástico cada año. Lo que pesa toda la humanidad junta.

Entonces ¿CUÁL ES LA SOLUCIÓN?

Teniendo en cuenta que solo el 9% de todo el plástico producido se recicla y que más de 8,3 millones toneladas de plástico acaban en nuestros océanos cada año, la solución pasa por rechazar el plástico de un solo uso. Para equiparar las 8,3 millones toneladas piensa en 822.000 Torres Eiffel, 25.000 Empire

 

State, 80 millones de ballenas azules o un billón de elefantes. ¡Un billón de elefantes! Los gobiernos europeos se han dado cuenta del daño que está ocasionado este material al planeta y por eso han decidido prohibir la venta de pajitas, bastoncillos y cubiertos de plástico a partir de 2021. Estas iniciativas están muy bien pero en estos dos años llegaremos a superar las 500 toneladas de plástico producidas, lo que supondría un 900% más que los niveles de 1980. En Panamá estamos avanzando y nos preparamos para la prohibición de la entrega de bolsas plásticas con polietileno, esto de acuerdo con lo establecido a la Ley del 1 de enero de 2018, donde se establece que los supermercados, farmacias y minoristas a partir del 20 de julio de 2019 deberán dejar de utilizarlas.

¿POR QUÉ ESPERAR SI PODEMOS EMPEZAR YA A CAMBIAR LA SITUACIÓN?

Cada gesto cuenta así que apunta por donde puedes empezar, informarte más en cualquiera de nuestras tiendas y ponte al día acerca de cómo reducir tu uso del plástico . Empieza a cambiar tus hábitos y únete a este movimiento colgando posts sobre lo que estás haciendo para reducir tu plástico con el hashtag #reducetuplástico o #ChifeaTuBolsa y observa como juntos podemos hacer la diferencia.