27avo. Torneo de Golf de Personalidades Sony

67

Olimpiadas Especiales Panamá y Sony Inter-American suman un año más de tradición y amor por el deporte, en favor de las personas con discapacidad intelectual. Esta vez, con la realización del 27avo. Torneo de Golf de Personalidades Sony.

Este importante evento, que tendrá lugar en el Club de Golf Santa María el jueves, 25 de abril, tiene como principal objetivo la recaudación de fondos para apoyar los entrenamientos deportivos de los más de 2,000 atletas inscritos en los 12 subprogramas de la organización a nivel nacional.

Como es de costumbre, el Torneo de Golf de Personalidades Sony será evaluado bajo la modalidad Medal Play por medio del cual cada golfista juega por su puntaje y no en grupos; rigiéndose, también, bajo las normas de la U.S.G.A. y los lineamientos locales de la cancha.

Sus categorías estarán basadas en el Handy Cap de los jugadores: los caballeros en las categorías A (0-8), B (9- 16) y C (17-24); Damas y Seniors (60 o más); además de los Longest Drive en cada categoría.

Hay 2 juegos de Hoyo en uno (Hole in One). Los premios que se darán a quienes logren realizar el juego serán: En el hoyo 5, 10 mil dólares por parte de Ducruet; en el hoyo 17 una Planta Eléctrica otorgada por Cardoze & Lindo.

«Para Sony Inter-American, es un orgullo ser patrocinador de este Torneo de Golf, organizado por Olimpiadas

Especiales, que año tras año se dedica mundialmente a la integración de todas las personas sin importar las

capacidades que posean, con miras a hacer un mundo mejor. Nuestro compromiso, por 15 años consecutivos

ha sido que a través del deporte, podamos incentivar juntos la integración a la sociedad de personas con

capacidades especiales”, expresó Richard Joyce, Director de Ventas de Sony Inter-American.

Gracias a esta iniciativa, que para este año tiene como lema “Un swing por la Inclusión”, Olimpiadas Especiales Panamá y la marca líder en tecnología SONY, lograran seguir cambiando vidas a través del deporte, la Salud y la Educación #CambiandoVidas.